Look de la semana: ¡Atrévete con unos shorts!
27 enero, 2018
Look de la semana: Back to Basics
5 febrero, 2018

 Cambio de look: ¡Viva el cabello rizado!

El viernes, luego de acosarla vilmente por semanas por todos los medios y redes sociales posible, finalmente pude ir a una cita SOS con la estilista experta en cabello rizado, Karen, de Ondas de marzo. Luego de encontrarla por una recomendación, fui a stalkearla por Instagram y los videos de su trabajo me dejaron en completo y absoluto shock. Aquí les dejo mi transformación rulística.

La cita imposible

Cuando la contacté por primera vez en diciembre me dijo que tenía la agenda abierta para febrero-marzo del 2018 y me fui a llorar en una esquina. Sin embargo, luego de convencerme de que Karen era la elegida para devolverle la vida a mis rulos, volví a contactarla. Como estaba de vaciones, no recibí respuesta, pero yo seguí insistiendo, sabiendo que nadie más tocaría mis rulos en Lima.

Finalmente, me contactó para decirme que estaría abriendo solo unas pocas citas estos días y que si quería una. Casi lloro de la emoción y contesté que sí inmediatamente. Estaba ofreciendo un paquete genial, pero me fui por el corte y la asesoría nada más por razones económicas. Pero no me arrepiento de nada.

Cada rulo necesita amor

Karen atiende en un pequeño cuarto en su departamento, decorado impecablemente y que da esa sensación de sentirte en casa. Con una personalidad que le sale por los poros, Karen te da la bienvenida y comienza la consulta. Primero mide la porosidad de tu cabello poniendo un par de ellos en un vaso con agua. Así, te dice qué tipo de tratamientos y aceites debes utilizar.

Luego, te pregunta qué quieres hacer con tu look y empieza a buscar tu tipo de rulo (sí, hay distintos tipos) en internet, mostrándote fotos de diferentes estilos y cortes para darte una idea de cómo quedarás. Una vez satisfecha con el look, se procede al corte.

Karen corta rulo por rulo en seco para tener una idea de cómo quedará una vez estilizado. Un proceso largo, pero valioso, y en las sabias palabras de Karen “cada rulo necesita amor”.

La hora de la verdad

Mientras Karen corta, sección por sección, una no tiene idea de cómo va a quedar porque el cabello está completamente seco y sin forma, así que el pánico y la emoción atacan. Luego de conocernos mejor y de ver cómo caía mi cabello al piso, pasamos a la parte del estilizado. Empieza seccionando el cabello en 3 partes y por la parte de abajo.

Te va explicando paso por paso, primero humedece el pelo, luego coloca el aceite de palta, un toque de acondicionador de lavanda y romero y gel de linaza, haciendo los rulos con sus dedos. Repitió este proceso en las otras secciones y hacer scrunch en cada una (tomando el rulo desde abajo hacia arriba en la palma de la mano). Luego, procedió a quitarle el exceso de agua al cabello con un polo de algodón. Esto es lo mejor que pueden hacer para secarse el pelo, las fibras de la toalla pueden dañarlo.

Uno de los últimos pasos es utilizar el secador con un difusor. Siempre he querido comprarme uno, pero no he tenido la oportunidad de hacerlo. Creo que en cuanto tenga un poco más de dinero, iré por él, ya que realmente le da vida a los rulos. Karen va sección por sección con el difusor, dejándolo unos segundos en cada parte porque si hace el scrunch de nuevo, los rulos pierden la forma. ¡Y voilá! Rulos perfectos.

El veredicto final

De verdad que la diferencia entre el antes y el después es abismal. Mi cabello se siente limpio, lleno de vida, ligero y fabuloso de nuevo. Admito que me levanté al día siguiente con mucho frizz y tuve que recurrir a mi crema de peinar, pero ya tengo la linaza para la próxima vez. Es un proceso largo, pero creo que vale la pena.

Definitivamente estoy completa y absolutamente a favor de no llenar mi cabello de químicos innecesarios. Ya cambié mi acondicionador industrial por uno 100% natural y mi mousse Pantene por gel de linaza. Ahora voy camino a comprar un shampoo orgánico de romero y estoy lista para empezar la desintoxicación.

Puedo decir de todo corazón que fue una experiencia maravillosa y que Karen es ahora mi persona (y estilista) favorita en el mundo. Les dejo los videos del antes y el después para que queden tan maravilladas como yo y salgan corriendo a pedir su cita con Karen.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *