La noche de los museos de Barranco
6 noviembre, 2017
Moda plus size peruana: Sephia
6 noviembre, 2017

¿Gorda o plus size?: Más allá del tabú

Una palabra tan simple, pero con tantas connotaciones negativas

Tan negativas que ya hemos llegado al punto de tenerle miedo a unas pocas letras puestas juntas. ¿Cómo es que algo tan sencillo como una palabra (y su definición) puede causar tanto revuelo y hasta dolor? Quizás porque cada vez que sale de la boca de alguien suele venir acompañada de un todo despectivo, de malas intenciones, y, a veces, hasta de asco.

En mi infancia y hasta mi adolescencia, esta palabra siempre venía de la boca de niños, incluso a veces de mi familia, bullies que me atormentaron por tantos años, pero que ahora son parte de mi pasado y, dentro de lo que cabe, fueron los que en principio me llevaron por el camino del amor propio. Estas experiencias fueron las que me llevaron a aborrecer esa palabra tan horrible. No solo conllevaba al hecho de ser rechazada por tener sobrepeso, pero el miedo que venía luego de que la dijera una persona cercana a mí, con toda la mal intención de herirme.

“Growing up I always felt like I wasn’t allowed to be sexy, or sexual. Despite the fact that I completely was, and completely loved that aspect of my life. I thought because I was fat I had to hide that aspect of myself.” – Tess Holliday

Estas y otras más son algunas de las razones que contribuyeron a la mala fama de esta abominable palabra. Sin embargo, Tess Holliday publicó su primer libro “The Not So Subtle Art of Being a Fat Girl: Loving the Skin You’re In” hace unos meses. Notemos la palabra más importante en el título: FAT. Sí, GORDA. ¿Cómo se le ocurrió a esta hermosa mujer, modelo y figura pública plus size utilizar tan repugnante palabra? Y en título de su libro para más colmo. PORQUE ELLA ES GORDA (y yo también). ¿Por qué disfrazarlo? Es un hecho, no es necesario decirlo bonito para hacernos sentir mejor. En vez de eso, ¿por qué no empezar a darle una connotación positiva? Sí, soy gorda, soy fabulosa, estoy en mi punto, mis curvas son deliciosas y me encanta verme al espejo. ¿No suena eso mucho mejor?

Ver también: Moda plus size peruana: Sephia, love your body

Transformar el cómo nos vemos nosotras mismas, va a cambiar el modo en que nos ven los demás (no que realmente nos tenga que importar lo que piensen), pero es algo que, al final, nos hará cambiar nuestra perspectiva sobre la vida. Lo primero que debemos aprender es querernos a nosotras mismas porque, querida, tú eres única, en tu gordura, flacura, anchura, altura o dimensión.

Es hora de pasar la página y de dejar en el pasado todo ese dolor traído por esa miserable palabra que, a fin de cuentas, eso es lo ques, una simple palabra. Vamos a darle la vuelta, convertirlo en algo positivo, algo bueno, con su propio significado personal.

Hagamos un pequeño ejercicio: define la palabra gorda, con el significado que le has dado toda tu vida. Ahora, defínela de nuevo, pero en un contexto positivo. Deja atrás la primera definición y enfócate en la nueva de ahora en adelante. Sé gorda, sé divina, sé fabulosa, siempre y cuando empieces a construir ese amor propio poco a poco.

Aprender a quererse no es algo fácil, a mí me costó muchísimo llegar a este punto. La mayor parte de mi progreso se lo debo a la aceptación masiva del movimiento plus size y body positive. Modelos como Ashley Graham y Tess Holliday son las pioneras de este grandioso movimiento que, incluso, va más allá de las tallas grandes. Tiene que ver con la aceptarnos tal cual somos, todos los tipos de cuerpos, todas las personas, con todos sus “defectos”.

“Seeing and hearing images and stories from other women has made me realize that I’m not alone, and that I am beautiful.” – Anastasia Garcia

Atrévete a dar ese primer paso, empieza por verte detalladamente en el espejo y di en voz alta todo lo que te gusta de ti misma. No tiene que ser algo físico únicamente. Ya verás que cada día esa lista irá creciendo. No está de más decir que habrá días malos, todos somos humanos, pero no dejes de hacerlo. Poco a poco irás dejando atrás todo lo negativo de ser gorda (o cualquier otro adjetivo) y simplemente aceptarlo.

“La cosa más aterradora es aceptarse a uno mismo, completamente”. – C.G. Jung

13 Comments

  1. Neni dice:

    :’) Hell yeah.

  2. Me encanta! La belleza está en los ojos de quien mira y la seguridad es algo que está en nuestras mentes y que solo se alcanza con mucha paciencia, madurez y amor propio.

    Todas las mujeres somos victimas de criticas destructivas alguna vez y siendo niñas, nos afectan de una forma en la que nadie lo imagina. Pero aqui estamos, adultas, de pie ante el mundo diciendo ¡no me importa!
    So proud of you!

  3. Lorena Lezama dice:

    Me Encanto! Súper positivo!!!

  4. Aixela dice:

    recientemente un buen amigo me dijo, con una mezcla de asombro y admiración, que lo que más le gustaba de mí era lo orgullosa y cómoda que me sentía con mi cuerpo. mi respuesta fue ¿por qué no estarlo? mi cuerpo da placer y me deja sentir placer, me lleva, me trae, me sostiene, da vida y alimento, es perfecto. yo me siento sexy y fabulosa, como dices tú 🙂 qué fino tu post 🙂 saludos!

    • Vanessa Fardi dice:

      ¡Hola, Aixela! Mil gracias por tu comentario, no podría estar más de acuerdo contigo. Cuerpo solo hay uno y es nuestro templo, así que a quererlo tal cual como es. ¡Saludos!

  5. Charis dice:

    Bien cierto paso a paso hay que recorrer el camino de la aceptación pues lo mas importante es como nos vemos. Me gustó mucho 😸

  6. Angela Dora Galgano dice:

    Vanessa me encantó tu publicación totalmente cierto todo lo que dices. Te felicito.

  7. […] todos los días a quererme más a mí misma y a ignorar al mundo cuando dicen que no soy “normal“. Así que cuando finalmente nos mudamos decidí que era el momento perfecto para abrir el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *