Bandalettes: ¿Las nuevas mejores amigas de las gordas?
11 diciembre, 2017
2017: Resumen de un año fabuloso
2 enero, 2018

¿Ser o no ser modelo? Mi experiencia en el Plus Size Fashion Showroom

Este fin de semana fue de locos, no paré en ningún momento y todavía sigo exhausta, pero disfruté cada segundo. Quiero compartir esta genial experiencia como modelo plus size con todos ustedes porque siento que mi vida cambió completamente en dos días y también quiero tener pruebas de lo que pasó porque todavía pienso que fue un sueño.

Diva Latina, Inc.

Primero, el sábado asistí a un full day de modelaje con la academia Diva Latina, Inc. donde, junto a un grupo de chicas geniales y tutoras como Ivy Zelaya (Miss Plus Tampa Hispana Internacional 2018), aprendí a posar para sesiones de foto, a caminar en pasarela, a cómo vestir de acuerdo a mi tipo de cuerpo y tono de piel, sobre etiqueta, cómo armar mi book profesional y, lo mejor de todo, como quererme a mí misma puede cambiarlo todo.

Conocí a chicas tan fabulosas y regias que todavía no me lo creo. Fue un día lleno de risas, inspiración y aprendizaje. Creo que siempre agradeceré haber podido asistir a este mini taller ya que las cosas que aprendí me servirán en este camino que quiero emprender.

Plus Size Fashion Showroom

Este domingo 17 de diciembre se llevó a cabo la tercera edición del Plus Size Fashion Showroom en Lima. Para el evento, más de 50 marcas peruanas plus size se reunieron en un solo lugar. A pesar de que al mundo plus size peruano le falta un largo camino por recorrer, el hecho de que toda esta grandiosa comunidad se reuniera para celebrar sus curvas bajo un mismo techo, es un gran paso hacia el objetivo final: unir a todas las chicas plus por una misma causa.

Vi marcas que ya había visto como Sephia de “La Balanza de Antonia“, también algunas que no y todas estaban allí para dar a conocer sus hermosas piezas. Salí con unas cuantas compras de marcas como Nude de “Amelia y su lámpara”, The Curvy Nation de Gloria Castillo, Miss Lady y Maya Plus Size Shop de Maya. Esta última fue la marca para la que tuve la oportunidad de desfilar y sus piezas fueron de mis favoritas. Ropa fresca, urbana y hermosa, perfecta para cualquier ocasión.

¿Ser o no ser modelo? He ahí el dilema

La verdad es que nunca imaginé que llegaría a ser modelo, todavía no me lo puedo creer. Cuando llegué a Perú, sabía que quería hacer algo diferente, que quería inspirar a otras chicas a quererse a sí mismas, a compartir mi pasión por la moda y el maquillaje con otras personas, pero nunca pensé que llegaría tan lejos en tan poco tiempo. Todo lo que he logrado ha sido gracias a ustedes y espero poder continuar cumpliendo este sueño que nunca supe vivía en lo más profundo de mi ser.

Si alguien me hubiera dicho hace unos años que estaría caminando una pasarela frente a un montón de gente, me hubiera caído de la silla de la risa. Jamás pensé que podría llegar a tener tanto amor propio y tanta confianza en mí misma como para poder modelar. Y por eso mismo ahora les puedo decir con toda seguridad: ¡SÍ SE PUEDE! Sí se puede llegar a este punto, claro que lleva muchísimo trabajo, hay que superar un millón de obstáculos, pero la meta es completamente alcanzable.

Me encantaría que todas se propusieran algo similar, aprovechando que se viene el 2018, y que salieran poco a poco de sus cascarones: compren un bikini o un par de shorts, pónganse esa mini que tienen en el clóset desde hace años, maquíllense como diosas una vez a la semana, véanse frente al espejo y aprendan de su cuerpo. Siempre se empieza por algo y nunca es demasiado pequeño.

1 Comment

  1. […] geniales que ya considero parte de mi familia. Además, probablemente nunca hubiera empezado a modelar ni hubiera abierto este blog, así que ¡gracias, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *