Look de la semana: Back to Black
19 enero, 2018
Look de la semana: ¡Atrévete con unos shorts!
27 enero, 2018

Producto de la semana: Aceite de coco

Para seguir con nuestros descubrimientos semanales, quiero presentarles a uno de mis mejores aliados: el aceite de coco. Probablemente lo hayan visto en todas partes últimamente o hayan escuchado sobre la gran cantidad de usos que tiene este producto, pero yo quiero contarles un poco sobre mi experiencia con él y los usos que le suelo dar personalmente.

El aceite de coco tuvo un boom recientemente luego de que los hipsters lo pusieran de moda usándolo tanto en comidas como en tratamientos de belleza. Ahora, pareciera que nadie puede vivir sin esta gran invención, yo incluida.

Además de su increíble versatilidad como ingrediente en la cocina y como “todero” en el hogar, el aceite de coco se ha convertido en un must-have en mi rutina de belleza.

Rizos imbatibles

El primer uso que le di a este maravilloso producto cuando lo descubrí gracias a una de mis bloggers venezolanas favoritas, Annapaola Spadolini, fue el de aceite para el cabello. Luego de investigar un poco, me di cuenta de que muchas de mis hermanas de rulos que utilizan mousse para el cabello como yo, se colocan aceite de coco antes del mousse de su preferencia para evitar que los rizos queden crunchy (muy duros).

Así que decidí hacer el intento y a que no adivinan…¡funcionó a la perfección! Con solo tomar una pequeña cantidad de aceite de coco, calentarlo en mis manos y aplicarlo en el cabello limpio (de la mitad para abajo) antes de colocar el mousse, este producto hizo maravillas por mis rizos. Mis puntas están más hidratadas y mis rulos se ven mucho más naturales.

¡Adiós, maquillaje!

Desde hace un tiempo he estado usando el aceite de coco como desmaquillante natural y debo decir que es una maravilla. Al contrario del aceite mineral, el aceite de coco no tapa los poros e incluso hace un mejor trabajo al momento de eliminar el maquillaje. Este aceite funciona perfectamente en contra del delineador más resistente y es el peor enemigo de los labiales ultra matte.

Basta con calentar un poco en tus manos y aplicarlo en los párpados y labios, haciendo movimientos circulares, masajeando gentilmente los ojos. ¡Y voilá! Adiós, maquillaje imposible de quitar. Igualmente, para terminar de quitar el resto del patuque, utilizo toallas desmaquillantes y siempre me lavo la cara luego.

Aceite de coco: Tu nuevo mejor amigo

Estos son solo los usos que yo le doy al aceite de coco. Sin embargo, hay una cantidad extraordinaria de páginas que enumeran hasta 50 usos para este maravilloso producto (exfoliante natural, humectante de labios y de piel, acondicionador, crema para afeitar, lustrador de zapatos, repelente de insectos, etc.).

Lo más importante que debes tomar en cuenta al comprar este producto es que en la etiqueta diga 100% natural. Si está mezclado con aceite mineral, no lo compre. Ve a una tienda naturista o a un mercado municipal. Y también recuerda que siempre es mejor comprar el tamaño más grande, verás que lo utilizarás para tantas cosas que se te acabará en dos semanas. ¿La mejor parte? El aceite de coco es muy económico y dura un montón, ya que un poquito es más que suficiente.

¿Has usado aceite de coco? ¿Para qué lo usas? ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *